Acceso de usuarios

 

         
Inicio > PARA PADRES > LA FAMILIA Y LA ESCUELA > Relación de pareja.
Imprimir Imprimir
Relación de pareja

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 2012-06-01 a las 09:00 Hrs.

La elección de pareja

Masculino y femenino, las dos partes indispensables y complementarias para que la vida exista. La naturaleza está conformada bajo esta ley. En el reino animal la búsqueda de pareja para la conservación de la especie se da de manera instintiva, es decir, de manera natural.

Entre los humanos la relación de pareja es más compleja pues obedece a otros objetivos, además de la reproducción de la especie; los sentimientos que la producen van más allá del instinto.

Durante los años de la juventud la mayor parte de las personas deciden si se casarán o permanecerán solteras y si tendrán hijos o no; si deciden casarse y/o tener hijos deberán elegir a la persona que cumpla con las características que considera importantes. La elección de pareja es una decisión personal en la que intervienen varios factores como la cordialidad, identificación, admiración por el otro, etcétera.

Algunos elementos importantes que pueden tomarse en cuenta para elegir pareja

Algunos elementos que debemos tomar en cuenta como pareja antes de iniciar un nuevo hogar son:

1. Haber alcanzado una madurez física, psicológica y social.
2. Tener intereses y actitudes semejantes.
3. Tener antecedentes educativos y culturales afines.
4. Tener expectativas económicas semejantes.
5. Compartir una actitud similar respecto a la vida sexual.

Madurez física, psicológica y social

La edad en que el hombre y la mujer deciden formar una familia es algo que influye en el éxito de la relación; cuando dos personas se unen a muy temprana edad pueden verse afectadas por diversas circunstancias, por ejemplo, puede dificultárseles continuar estudiando o encontrar empleo; además existe la posibilidad de un embarazo prematuro.

La madurez física se alcanza cuando el cuerpo ha dejado de crecer y es capaz de realizar todas sus funciones adecuadamente; la psicológica cuando la persona tiene claro qué es lo que quiere hacer en la vida y cómo lo va a lograr, además de que puede convivir con otras personas y tener relaciones estables de amistad. La madurez social se logra con la independencia económica y teniendo claro qué papel se juega en la sociedad donde se está viviendo.

Para decidir formar una familia es importante que las tres características mencionadas se encuentren presentes pues esto permitirá hacer una mejor elección de pareja y las posibilidades de éxito en la relación son mayores.

Intereses y actitudes semejantes

Los intereses y actitudes personales permiten al individuo elegir a su pareja. Cuando éstos son afines, pueden compartir y tomar decisiones más fácilmente sobre las actividades a realizar.

Cuando no son afines y se establece la relación de pareja, pueden dialogar para llegar a acuerdos, ya que la comunicación es una parte fundamental de la relación, independientemente de los intereses que tengan; respecto a las actitudes, el respeto a la individualidad es básico, es decir, es importante aceptar al compañero tal cual, sin querer cambiarlo, lo cual fortalece y enriquece la relación.

Antecedentes educativos y culturales afines

Compartir contextos similares, es decir, que las dos personas que forman la pareja tengan un nivel educativo y cultural semejante permitirá que la comunicación entre ellos sea mejor, es más probable que tengan más cosas que compartir como las creencias, los valores, etcétera.

Expectativas económicas semejantes

Las expectativas económicas se refieren a lo que cada uno espera lograr económicamente para poder solventar los gastos y poder tener un mejor nivel de vida; es muy importante que las metas coincidan para que les permitan planear y encaminar sus esfuerzos hacia un mismo fin.

Actitudes similares respecto a la vida sexual

Es muy importante que las parejas platiquen sobre el aspecto sexual ya que esto les permitirá conocer lo que su pareja piensa y espera al respecto. Lo anterior adquiere importancia por la cantidad de problemas que llegan a presentarse cuando alguno de los dos está en desacuerdo con la actitud de la pareja sobre la sexualidad.

Los aspectos mencionados no garantizan el éxito en la elección de la pareja; sin embargo, éstos son algunos elementos a considerar con los que se podrá o no estar de acuerdo.

Evidentemente faltan aspectos que sólo la pareja podrá determinar de acuerdo a sus características e intereses personales, lo importante es respetar la individualidad, propiciar la comunicación, llegar a acuerdos y establecer una relación armónica y plena.

Comunicación

Una comunicación adecuada propicia el acercamiento entre los individuos y un ambiente agradable y armonioso. La comunicación es el medio por el cual cada miembro de la pareja expresa sus sentimientos; de esta manera cada cónyuge sabe como satisfacer las necesidades del otro.

La comunicación de la pareja es de gran importancia para la conformación de una familia, deben platicarse sus necesidades, las metas que se tienen, sus sueños e inquietudes. Debe procurarse una buena comunicación diciendo las cosas que se sienten, pero con cuidado de no herir a la pareja. También es necesario recordar que la comunicación no se limita a la palabra, sino a los gestos, actitudes, y hechos.

Cómo influye la relación de pareja en los hijos

“La situación de la pareja en cualquier estrato social o económico influye de tal forma en los hijos que su conducta pone en evidencia el ambiente que viven en casa. Muchas veces las parejas colocan a los hijos en el centro del problema llenándolos de confusión y sensación de desamor. Es por ello que los padres deben tener cuidado en no afectar a los hijos al arreglar sus problemas de relación y comunicación, y tener conciencia de los daños, muchas veces irreparables, que pueden causar estas situaciones que viven en casa, ya que desde pequeños los niños son capaces de sentir el afecto o rechazo de los demás, sobre todo de los padres.

Las actitudes, la comunicación, los gustos y la forma en que vive una pareja son asimilados por su hijo, ya que los padres son las primeras personas por medio de las cuales conocerá su entorno.

Cuando el niño se desarrolla en un ambiente tenso y difícil, reacciona de una forma distinta a cuando el ambiente es agradable. La pareja debe cuidar su relación siempre y aún más cuando deciden tener un hijo.

Aspectos importantes para conservar una buena relación de pareja

Una relación de pareja puede satisfacer muchas necesidades como dar seguridad y compañía, además de brindar un apoyo para lograr metas y deseos, sin embargo, el hecho de que una relación dure mucho tiempo no garantiza el éxito, pues dos personas pueden estar juntas año tras año y aún así sentirse solas y perdidas. La relación de pareja requiere interés, comunicación, respeto, aceptación mutua, ganas de amar y dejarse amar por el otro.
Algunos aspectos importantes que se pueden considerar en la relación de pareja son:

  Respeto a la individualidad.
  Comunicación abierta, franca y honesta.
  Flexibilidad acorde a las circunstancias.
  Empatía, comprendiendo el proceder del otro.
  Tolerancia ante situaciones conflictivas.
  Convivencia con calidad más que cantidad.
  Confianza en sí mismo y en su pareja.
  Prudencia eligiendo momentos oportunos para hablar.
  Cooperación repartiendo tareas en casa.

Estos son algunos aspectos importantes a considerar; conocer e identificar las necesidades de la pareja es una tarea difícil de lograr, pero es imprescindible para lograr una relación estable armónica y duradera.